Mi experiencia de Despertar II

Despertar
En mi nota anterior, te hable sobre una situación de enojo, en esta oportunidad quiero contarte sobre el vivir aqui y ahora.

Tenemos familia, amigos y vivencias con cada uno de ellos.  Muchas veces una canción, un aroma, una cara parecida nos lleva a un recuerdo.  Recordando la situación vamos hacia el pasado, y nos decimos, en el mejor de los casos, “extraño a…”.
A veces extrañar se torna en melancolía, o alguna emoción que se manifiesta por el solo hecho de haber recordado a la persona.  Y de ahi en mas, nuestros pensamientos e ideas se alinean con ese recuerdo, las emociones se sienten en el cuerpo y podemos terminar en un llanto o en un llamado telefonico, o en ira, o en cualquier sensación intermedia no?.

Esto sucede porque nuestra mente se alimenta de las emociones.  Cada pensamiento trae asociada una emoción y con ella una sustancia que impacta en nuestro sistema nervioso, es biologico e incontrolable.  Todo surge de un pensamiento, y en forma automatica se activa todo el circuito.

Ahora bien, hoy cada pensamiento que genera la mente en mi, puede ser observado.  Con lo cual en el momento que veo el pensamiento, paso a un estado de observador del circuito que mencione antes, por lo tanto, el solo hecho de darme cuenta hace que me desenganche y la emocion y los quimicos no llegan al cuerpo.  Es como si todo el tiempo hubiera estado en una habitacion caminando y llevandome por delante una silla, que provoca un golpe y me duele y no se porque es que me duele.  Hoy veo la silla y la esquivo. Veo el pensamiento y lo observo.

La posibilidad que nos da el Despertar es de darnos cuenta y “elegir” salir del circuito que provoca la mente.  Si no elegimos, entramos en el circuito y luego la emocion nos llevara al sufrimiento psicologico (ese pensamiento constante y automatico que no para).  La diferencia es que podemos elegir! aunque antes tenemos que darnos cuenta!

Con el Despertar, deje de extrañar para tener ganas de encontrarme, encontrarme y experimentar sensaciones que no estaban en mi y que ni siquiera puedo explicar.  El pensamiento nos lleva al pasado o al futuro, el presente es experiencia, desde el corazon, sintiendo lo que siente el otro y vivenciando cada minuto de la mano del descubrimiento y el asombro constante.  Las relaciones terminan siendo desde la experiencia y no desde la historia compartida… todo un desafio y un estado de Gratitud infinita que se apodera de mi.

Deseo que este estado llegue pronto para todos y cada uno de uds alli, que podamos observar los muebles de nuestra mente para acomodarlos vivir una vida llena de paz, armonia y alegria.

Anuncios