¿Como ayuda Pranic Healing a sentirte mejor fisica y mentalmente?

Cuando nos cortamos con el cuchillo, además de que duele mucho, nuestro cuerpo genera un proceso de auto sanación.  Si solo nos focalizamos en limpiar la herida y dejamos que este proceso siga su curso, el cuerpo solo sana la herida, porque tiene la capacidad de sanarse.

Esta capacidad es tal porque el cuerpo humano está formado por una parte física que es la que vemos y una parte energética que es la llamada cuerpo bioplasmático o aura.  Si bien este último es invisible a los ojos humanos, penetra el cuerpo físico visible y se extiende por aproximadamente 10 a 12 cm.

La energía del cuerpo bioplasmático es la que hace que los órganos físicos funcionen y generen las acciones para los cual fueron creados por la naturaleza. Cuando el cuerpo físico se enferma o sufre, la energía del aura está afectada, y hasta se afecta primero que el cuerpo físico.  La energía se afecta ya sea contaminándose con energía sucia o por falta de ella.

Pranic Healing es una técnica que limpia y energiza el aura y los centros energéticos del cuerpo de la persona que está enferma, así el cuerpo físico se fortalece y vuelve a su estado natural, reponiendo la vitalidad del órgano, físico, emocional y mental, según lo requiera.

Es una técnica que no requiere el contacto físico ya que se trabaja con la energía, y no reemplaza a la medicina convencional.  Cada enfermedad diagnosticada por la medicina tradicional tiene un “protocolo” para Pranic Healing, para su tratamiento.  Pranic Healing ayuda a los cuerpos a acelerar el proceso de sanación.

El siguiente video te mostrara como funciona Pranic Healing

Anuncios

Mamá: Potenciando el vínculo

425684_10151199941377296_331780282_nMi amigo Cesar nos envió esta meditación para sanar la relación con mami, espero les guste…

Quisiera decir algo sobre la madre: Cierren los ojos.

Miren las imágenes que ustedes tienen de vuestra madre. ¿Cuántas imágenes son? ¿Son más de cinco después de que ella se ocupó de ustedes durante veinte años? ¿Estuvo día y noche con ustedes? ¿Cuándo ustedes eran pequeños y ella no podía dormir porque estaba todo el tiempo en alerta para poder estar allí si ustedes necesitaban algo? ¿Y ahora de todo eso sólo han quedado cinco imágenes? ¿La mayoría de ellas malas, imágenes petulantes, imágenes destructivas? ¿Tal vez ustedes incluso le han deseado su muerte? ¿Qué queda de la madre? ¿Cuánta fuerza? Ahora nosotros cambiamos esas imágenes.

A veces tuvo lugar un quiebre en la infancia. Por ejemplo, si -más allá de los motivos- la madre no estaba. Tal vez porque ustedes estaban en el hospital o durante un tiempo en algún otro lugar.

Entonces ustedes tomaron la decisión: No regresaremos a ella nunca más. Todo lo que sucedió antes, los bellos y profundos recuerdos desaparecen.

Ahora volvamos al tiempo previo a ese quiebre, volvamos a los recuerdos felices, a las imágenes felices y hagamosle un lugar en nuestro interior. Nos permitimos vivir esa felicidad temprana: la sensación de protección, la seguridad, la cercanía, la intimidad.

Con estas felices imágenes en nosotros nos animamos a dar un paso hacia nuestra madre. A pesar de la rabia, a pesar de la desilusión, por sobre la anterior decisión de no regresar a ella nunca más. Nos animamos a dar ese paso, un pequeño paso y mientras lo hacemos la miramos siempre a los ojos. – Entonces juntamos todas nuestras fuerzas y damos otro pequeño paso. – Y otro paso más, muy lentamente, siempre ella frente a nuestros ojos. – Tomamos coraje para el próximo paso, hasta que caemos en sus brazos abiertos. Finalmente de vuelta en casa.-

Querida mamá…Feliz día!!!!